SEGUIMOS UTILIZANDO LA IMAGEN FALSA DE MARY RICHMOND: Y VUELTA LA BURRA AL TRIGO

Actualizado: sep 30

El 5 de agosto se cumplen 160 años del nacimiento de una de las figuras más relevantes de la historia del trabajo social: Mary E. Richmond.


No me cabe ninguna duda de que en este año conmemorativo habrá homenajes y sorpresas a lo largo y ancho del mundo mundial en su honor. Hablar de Mary hoy en trabajo social, es como hablar de los profetas en las sinagogas. En palabras de Carmen Verde:


Mary E. Richmond se convertirá en el centro neurálgico de la Charity Orgganization Society (COS), en la máxima defensora de la necesidad de sistematización de las prácticas asistenciales y caritativas llevadas a cabo por las visitadoras en su tiempo; en la persona que por primera vez explicó, desde presupuestos científicos y técnicos en qué consistía un diagnóstico social e inauguró para la Disciplina, el método clásico del trabajo social a nivel individual-familiar[1] (Carmen Verde, 2013)


Como todo en la vida, donde está un especialista que se quite lo demás, y es por ello que hay que leer a quienes tanto tiempo le han dedicado. Al final de esta entrada hay algunos artículos muy interesantes que tratan aspectos como su familia, el tiempo en el que vivió o la impronta de su pensamiento. La historia muchas veces da paso a la leyenda y la leyenda al mito, por eso la mejor forma de desmitificar a cualquier persona es conociendo todas sus luces y todas sus sombras.


En esta entrada me limito (que no es poco) a seguir reivindicando la utilización de su verdadera imagen y tratar de conseguir, entre todas y todos, que la falsa Mary siga apareciendo en merchandising, publicaciones, exposiciones, libros, páginas de Facebook y demás.


Desde que en mayo de 2020 saliera a la luz este descubrimiento en mi libro “El arte del Trabajo Social, han sido muchas las muestras de asombro y de cariño recibidas. Una entrada en este mismo blog narraba todo aquel proceso vivido aquellos días se llamaba: la imagen de Mary Richmond (la buena)[2]. Se armó tal revuelo, sobre todo en latinoamérica, que yo pensaba que de alguna forma mi libro serviría para que la falsa imagen se sustituyera por la auténtica, como era de justicia.




Sin embargo, mi sorpresa ha sido mayúscula al ver, un año después, que aún son muchas y muchos las y los profesionales que siguen utilizando la Imagen falsa, la de Mary Richmond Bishop, como si fuera la Mary Ellen Richmond del trabajo social. El error está tan arraigado que es muy difícil extirparlo. He tenido que ir aquí y allá desmintiendo lo ya aclarado ¡Y vuelta la burra al trigo!


Me he dado cuenta de que esta es una empresa en la que no puede ganar una única persona. Si queremos que esta imagen deje de utilizarse, esta causa debe contar con aliadas y aliados que quieran difundir la verdad y saldar de una vez por todas esta deuda con una de las madres fundadoras del trabajo social.


Tengo que agradecer que, en este camino, se hayan sumado profesionales como Nuria Fustier, Víctor Nieto, Alfonso Bracero, Alejandro Robledillo y desde el otro lado del charco Maria Antonieta Quijada Sandoval.


A lo largo de este tiempo me habéis etiquetado cada vez que alguna compañera/o utilizaba la imagen de la Mary Falsa y habéis tratado de corregir el error a aquellas que siguen utilizando la imagen incorrecta. Este es el único camino, y parece que aún queda mucho trecho y muchas alianzas por conseguir antes de ganar esta batalla.


Seguro que me dejo a alguna/o. Gracias por subiros al carro. ¿Y tú? ¿Te animas?


La única manera de eliminar una mentira es mostrando una y otra vez la verdad.


ALGUNA BIBLIOGRAFÍA DE INTERÉS


Miguel Miranda Aranda (2011) Contexto de la actividad y el pensamiento de Mary Richmond. Cuadernos de Trabajo Social (2011) 36853-Texto del artículo-38746-3-10-20111117.pdf


Josefa Fombuena (2011) Las familias de los trabajadores sociales. Un estudio de casos desde las aportaciones de Ivan Boszormenyi-Nagy. Las familias de los trabajadores sociales. Un estudio de casos desde las aportaciones de Ivan Boszormenyi-Nagy (tdx.cat)


Pilar Munuera Gómez (2012) La huella de Mary Richmond en la intervención psicosocial del S. XXI. Trabajo Social Hoy (64). pp. 9-28. Mary_Richmond_pilar_munuera_2012.pdf (ucm.es)


Ilustración: Mary y el gato (2021) Óscar Cebolla

[1] Hull House: el valor de un centro social. Jane Addams. Introducciones de Ana I. Lima y Carmen Verde Diego. Madrid: Consejo General del Trabajo Social/Paraninfo Portal del Consejo General del Trabajo Social - Publicación: Hull House: el valor de un centro de acción social (cgtrabajosocial.es)

[2] Puedes leerla aquí: LA IMAGEN DE MARY RICHMOND (la buena) (oscarcebolla.com)

932 vistas

Entradas Recientes

Ver todo